Hace algunas semanas, viendo las noticias me sorprendió una grata noticia.

En diciembre os hablaba de mi flechazo con una librería en Lisboa, la Libreria Bertrand, que además es la librería más antigua de Europa. Pasados dos meses, esta cadena ha hecho una gran apuesta en nuestra ciudad, Barcelona, y ha abierto una librería con más de 140.000 títulos. Una gran apuesta en momentos de crisis. Estamos acostumbrados a que los grandes espacios del centro de la ciudad pasen a manos de firmas de ropa como H&M y ZARA, con lo que me alegra que se invierta en cultura.

Con motivo de mi encierro de dos días fuimos a verla, quería tener algo para leer, pues la tele no me entusiasma. Cuando entras, tienes la perspectiva de toda la librería y da la sensación que no tiene fin. Visitamos media librería y por un momento me perdí entre tanto libro, no sabía donde escoger. Como cabía esperar, tienen libros de todas las temáticas y el trato de los dependientes es muy cordial.


Salimos con tres libros bajo el brazo y al ir a pagar me preguntaron si tenía a tarjeta de la librería. Pensé ya quieren datos personales y a enviar correos electrónicos. Pues no, es una tarjeta en la que te ponen más o menos sellos dependiendo del importe de la compra y cuando la tienes llena te hacen un descuento. Pero no tienes que rellenar ningún formulario ni abonar ninguna cantidad.

En la apertura anunciaron conferencias, presentaciones, talleres y hasta exposiciones, conciertos y teatro con lo que espero que el tiempo la consolide como una de las grandes librerías de la Ciudad Condal.

Su siguiente reto será la próxima semana, que celebramos Sant Jordi.


Publicar un comentario