Punto y seguido

Llevo unos días escribiendo todo lo que tengo en mis notas, pero esta semana creo que las notas tendrán que esperar.

Septiembre es una de las dos épocas del año en las que creo que nos proponemos objetivos personales (la segunda año nuevo) y esta vez me he decidido. Desde hace más de un año esperaba el momento adecuado para apuntarme a un curso de punto de media en all you knit is love y nunca había encontrado el momento oportuno.

El 1 de septiembre me puse en su web y vi que ya se habían programado los nuevos cursos. Consulté con mi pareja (alguién tiene que quedarse con la peque) y allá voy, Andrea con los abuelos y yo a aprender a hacer bufandas.

El sábado me apunté y al decir que sabía hacer punto del derecho y del revés, me apuntaron al curso II (sería un equivalente a avanzado). De todos modos me comentaron que debía practicar un poco esta semana. Compré la lana y agujas circulares para no cargar la espalda… Hasta aquí todo normal. Al llegar a casa, contenta de haber conseguido apuntarme me propuse “practicar”, je, je, je, practicar…
 
Fue en ese instante cuando me di cuenta que no hago bien punto (quien me conoce sabe que las manualidades no son lo mío), resulta que la lana se pasa por los dedos de una forma determinada y en eso estoy. Desde entonces monto puntos, hago punto del derecho y del revés y vuelta a empezar. De aquí al sábado se decidirá si me quedo en el curso II, o en vista de mis habilidades, me voy al curso I y empiezo de cero (a veces es lo mejor). Así que si no escribo, que sepáis que estoy haciendo punto.


Continuará....

Publicar un comentario