Lapsus blogero

Como habréis podido observar, he tenido un lapsus blogero, que esta vez y por primera vez, no se debe a mis tareas personales. El día 18 de diciembre decidimos cambiar de compañía telefónica y ese día empezó nuestro peregrinaje para volver a tener internet y teléfono con tarifa plana.

Cuando a nuestra anterior compañía se le notificó nuestra portabilidad, ésta decidió inmediatamente cortarnos los servicios, eso sí, la facturación seguiría hasta tener la petición de baja por escrito.

Así que me he quedado sin felicitar las fiestas y el nuevo año, sin enviar ni recibir mails y sin consultar mis blogs preferidos en las Navidades. Ha sido un tiempo diferente, ya que el ordenador casi ni lo mirábamos y he tenido que regular las llamadas de teléfono a los amigos para que la factura de este mes no se desborde.

Pero como dice el refrán, más vale tarde que nunca. Espero que hayáis pasado unas felices fiestas y que la entrada al nuevo año haya sido como esperábais. Por mi parte os dejo la foto que hice para felicitar las fiestas con mis dos tesoros.


Publicar un comentario