¿Estamos segur@s de lo que queremos?

A muchas chicas, desde que somos jóvenes nos han inculcado que hay que formar una familia y que este hecho por si mismo te conlleva felicidad.

Por otro lado, desde la primera clase de naturaleza y posteriormente de educación sexual, parece que ser madre es lo más sencillo del mundo.



Mas tarde, llega el momento en el que con tu pareja decides ser papás. Con suerte lo consigues pronto y después de un embarazo sin problemas nace el retoño…

Pero hay veces que no se consigue tan rápidamente y entonces empiezan los dolores de cabeza... luego, con la confirmación del mismo empiezan vómitos, los quilos de más, te prohíben comer todo lo que te gustaría y te abroncan porque supuestamente te estás portando mal y engordas desmesuradamente (17 quilos en total y luego eran líquido, je ,je ,je ).

Y cuando llega el bebé, dejas de dormir, los nervios florecen a flor de piel y por primera vez descubres que la paciencia es un pozo sin fondo y que estarás preocupado por ere bichit@ de por vida.

¿Estamos segur@s de lo que queremos?

PD: Para aquell@s que se están planteando la maternidad/paternidad, tranquilos, compensa: la primera vez que lo notas dentro de ti, su primera patada, cuando nace y lo dejan en tus brazos, su primera sonrisa, cuando dice que te quiere y, sobre todo, cuando duerme.

Publicar un comentario