Entre fogones

Este pasado martes celebré mi cumpleaños con los compañeros de trabajo. Me encantan las celebraciones y al tratarse de un día especial, decidí hacer algún dulce para la ocasión.

Tengo que decir que me lo pasé genial cocinando, primero el bizcocho con chocolate y luego las galletas... Éstas últimas era la primera vez que las hacia, sin ayuda, y me quedaron tan bien (no tengo abuela :-) ) que hice una foto a la bandeja en el horno.

Cuando acabé de cocinar estaba exhausta, pero contentísima, tanto que me fui a la cama bailando al son de Louis Armstrong en El libro de la Selva. Fue un instante de felicidad.
Publicar un comentario