Solidaridad

Hoy quiero dedicar mi entrada a los voluntarios, a la gente de buen corazón.

Por mi trabajo estoy en contacto habitual con voluntarios. No pasa un día sin que me asombre de la capacidad que tienen de dar. Cada uno de ellos tiene una historia, una vida y un poco de tiempo libre. Mientras que muchos de nosotros dedicamos ese tiempo a nuestros placeres, ellos lo dedican a una ONG.

Trabajando en la última gran campaña que hemos hecho, he tenido la gran suerte de encontrarme con gente con muy buen corazón. A su lado he aprendido mucho, en el terreno personal y profesional. Lo mejor es que formas una gran familia, que no somos números, sino que somos personas. Sabemos de la familia de la persona que está a nuestro lado, sabemos el nombre y apellido y casi la fecha del cumpleaños.

Desde aquí quiero agradecer a todos aquellos que nos ayudan en el día a día, su entrega, su pasión por el trabajo bien hecho y su solidaridad. ¡Tenemos tanto que aprender!!!

Gracias Helena, Candela, Bridget, Maria y un largo etc. por enseñarnos tanto.
Publicar un comentario