Entre costuras

Una de las cosas que estoy aprendiendo últimamente es cómo coser a máquina.

Tengo la máquina de coser desde hace 4 años y había ido investigando por mi cuenta, pero nunca había dado el paso de apuntarme a un curso. No sé cómo llegué a los cursos que ofrecía Caterina Pérez en septiembre, si vía Kireei o vía alguna de las bloggers que sigo.

Pero lo cierto es que me enteré poco antes de que empezaran y me matriculé sin pensármelo dos veces.

Hace días, paseando por su web leí “… mi deseo de coser surgió de una mezcla de imágenes idílicas, de querer dar vida a las prendas que mi mente imaginaba…”. Me sentí tan identificada! Tengo dibujos de hace tiempo en mi Moleskine, dibujos que espero ir plasmando en prendas.

Desde que empezamos, aprendemos realizando proyectos y cada vez que acabo uno es la misma sensación cuando después de caminar durante días por los Pirineos divisé la Vall de Núria. Meta conseguida!

Imagen de Instagram, mientras aprendemos a fruncir




Publicar un comentario