Amanecer en la ciudad


Natalia me dice por whatsupp “el 26 de mayo es el próximo Despierta de Álvaro Sanz”. No he asistido a ninguno de sus cursos (y no ha sido por ganas) y no sé cómo llegué hasta su web, pero sí recuerdo que me sorprendió ver que lo había tenido más de una vez delante de casa dando cursos, en N'eventum.

Me encantan sus foto, la filosofía de sus cursos y el proyecto “Despierta”, así que a pesar de tener que estar en casa con los dos pequeños y no poder salir a la calle, me propongo participar.

Tengo una costumbre por las mañanas y es levantarme, llegar al baño y lo primero que hago es abrir la ventana para ver qué regalo me prepara el día. Últimamente he visto muchas nubes, pero son más los días que el cielo es un festival de colores y luz. Así que me propuse levantarme y en lugar de retratar ese momento con el móvil para Instagram, hacerlo con la réflex para este proyecto.


Fotografias de mi galería en Instagram

No sé cuántas veces me desperté por la noche por miedo a dormirme, así que en cuanto sonó el despertador me coloqué las bambas, la chaqueta, cogí la cámara y el trípode y salí sigilosamente a la terraza. Y digo sigilosamente porque era para verme, ja, ja, ja! Delante de la puerta de la terraza están los dormitorios y para que lo niños no se despertaran por la luz, les cerré la puerta y abrí sólo media persiana de la terraza, así que me tocó salir cual ladrón…

No es el mejor de los amaneceres desde casa, hay nubes en el frente, pero pensar que hay personas por toda la geografía fotografiando el mismo sol me encanta. Mi cámara, mi trípode y un amanecer por delante, el olor a croissants recién hechos de la pastelería de enfrente de casa y tranquilidad… Y de repente las nubes juegan con el sol… la gaviota revolotea por los tejados y la ciudad empieza a despertar…

El despertar de una ciudad


Cuando ya despunta el sol, los niños siguen durmiendo, así que aprovecho y vuelvo al lecho y cuando despierto pienso, ha sido un sueño?


Publicar un comentario