Madres imperfectas ≠ malas madres

Leía el editorial de la revista ELLE del mes de enero y me sorprendió el título “Mamá imperfecta”, y al final dedicaba el reportaje del mes a las mamás imperfectas.

La verdad, el artículo no tiene desperdicio y yo lo aplicaría tanto a hombres como mujeres (al menos, en mi caso). Cuando lo leí, me sentí identificada y es que no se si sois madres, pero cuando tienes niños, las tareas se triplican y si con uno ya hay trabajo, con dos ni te cuento, y no me imagino si tienes más prole...

Nosotros con la princesa lo teníamos “bastante controlado”, pero con la llegada del gormitti todo cambió. Los primeros días, recuerdo que siempre había uno que no se bañaba. Ahora, 14 meses después, y especialmente en estas fechas, ha habido momentos que parecía que moriría en el intento de ser simpremente mamá, ya no me imagino siendo perfecta, je, je, je. Y es que con la llegada de la Navidad las actividades escolares de los retoños han aumentado y había que recordar firmar el papel de la excursión, vestir a la princesa para el concierto, que gormitti no se dejara el juguete de los miércoles “para compartir” en la guardería... y para traca final de fiesta hemos tenido cada tarde un evento diferente :S.

Pero bueno, hemos sobrevivido. Por el camino, algo tenía que fallar y es que mi pobre esteticien se quedó esperándome... No recordé llamarla para anular la cita. Suerte que me quiere y la cambiamos para esta tarde.

Os transcribo el resumen que aparece en la primera página del artículo:

PARA NO SALIR CORRIENDO...
Asúmelo
Nadie es perfecto, y quien se lo crea, menos. Ser madre es cosa seria. Aunque o veces es mejor equivocarse que estresarse.
Compártelo Habla con tus amigas, ellas tendrán historias como las tuyas. Pasar un día en que quieres dejarlo todo otrás es normal.
Trabájalo los errores se cometen para aprender de ellos. Repítete siempre: "Ésto no será ni la primera ni la última metedura de pata".
Disfrútalo Ríete de ti misma, es algo muy sano. No puedes estar continuamente flagelándote, tranquilo, ya lo harán otros por ti...





Y para rematar, el lunes, por fin conseguimos vernos con “C” y “O”. “C” de vez en cuando me trae algún libro, en esta ocasión me regaló El timo de la superwoman, de Mar Galtés y Esther Casademont. Más de lo mismo, hoy iba leyendo en el metro y reía yo sola, pero es que hay escenas que las vivimos cualquiera de nosotros, en fin mamás y papás, no desesperéis.

Después de todo “compensa” ;D

Publicar un comentario