Dulce espera


Hace una semana que tenía preparado este post, a falta de la fotografía:

Esto es lo que va a ser a partir de hoy mi embarazo, una dulce espera. Por fin he conseguido el objetivo perseguido hace unas semanas: acabamos de preparar la canastilla y mi bolsa.

Sí, no es el primer embarazo, pero con Andrea todo fue diferente: tenía todo el tiempo del mundo para quedarme embelesada mirando la barriga como crecía. Paseábamos por las tiendas con tranquilidad y a los 7 meses ya teníamos todo listo.

Esta vez, se ha juntado el período de vacaciones con el echo de tener una peque de tres añitos que a parte de necesitar estar por ella, empieza el próximo lunes el “cole de los grandes”. Pero bueno, ahora ya estoy tranquila, cuando Erik quiera venir, sólo tengo que coger las bolsas y salir corriendo.

***

Ahora, después de ir al médico ayer, la situación ha cambiado. La dulce espera se ha acelerado y lo que tenía que ser el 8 de octubre, nos han comunicado que se puede adelantar a a próxima semana. Así que no se si será dulce espera o desesperación. De todos modos, si durante un tiempo no doy señales de vida, ya sabéis, Erik ha llegado.
Publicar un comentario