Azul cielo


En un día pasan muchas cosas, buenas y malas, lo mejor es quedarse con las buenas y dejar las malas, se puede aprender de ellas, pero no amargarse con ellas.

El trabajo últimamente es una locura, por mucho que haga, nunca se ve el fin, aunque han prometido que esto cambiará, lo dejamos ahí...

En lo personal, en esas horas que paso fuera del trabajo o en él, pero sin hablar de él, no me puedo quejar. La vida me sonríe. El fin de semana ha sido genial (se merece una entrada solo para él), relajado, tranquilo y en familia. Antes de llegar al fin de semana, puedo describir momentos azul cielo, una cena con una amiga, risas, recuerdos y nuevos proyectos, propuestas indecentes que acaban siendo las mejores y más proyectos. Otra amiga (a esta la encontré en el trabajo, he aprendido mucho con ella y no se que haría sin ella) , viajes, risas, vasos comunicantes y calma ...

Si miro a mi alrededor ... se que ha habido momentos mejores, pero se que soy afortunada, tengo amigos, contados con los dedos de una mano, pero están ahí. Tengo una familia, un poco loca, pero es mi familia y me quiere por como soy, y tengo proyectos que me hacen feliz. ¿Qué más puedo pedir?
Publicar un comentario